Nictálope

7 04 2010

Conejo [Relato presentado al concurso de El Poder de los Sueños]

Soy nictálope. ¿Un tipo de antílope nocturno? Noooo. Nictálope quiere decir que puedo ver en la oscuridad. Como los búhos. Es que soy un búho. Un búho que sueña que es un águila diurna, porque a mí no me gusta la noche, que es lo que le corresponde a una rapaz nocturna, sino el calorcito de la mañana y los colores vivos del día. Su radiante azul celeste, la superficie argentina de un río, el caldera fulgurante del lomo de los conejos, el carmín de la sangre brillante. También me gustan mucho los aperitivos, que se toman a mediodía. Como los españoles. Es que soy español. Soy un búho español.

En fin, me toca estar despierto por la noche y dormir de día. Pero lo odio. Para evadirme, a veces sueño que duermo de noche y estoy despierto de día. Es un lío, porque en ese momento no sé si estoy despierto o dormido o si en realidad es de noche o de día. Pero bueno, da lo mismo. Además, como soy nictálope, veo en la oscuridad de mis sueños y los convierto en día. Es lo único bueno que tiene ser nictálope. Que no te da miedo la oscuridad. Porque no existe.

El otro día (bueno, la otra noche) diviso algo entre la maleza. Me acerco sigiloso (los búhos, otra cosa, no, pero sigilosos sí somos). Me encuentro con una golosina… más bonito… Era un lirón careto. Estaba durmiendo. En plena fase REM. Los lirones tienen una fase REM muy graciosa, como las borracheras de algunas chicas. Es que estaba borracho. El lirón.

Me desperté. O eso creía. Sobresaltado. Eso seguro. Había tenido un sueño muy raro, como una pesadilla. Es que habia sido una pesadilla. Claro, con lo que había bebido la noche anterior, no me extraña. Para un lirón careto una pesadilla puede ser mortal. Tenemos un corazón muy débil, como el de un recién transplantado. Por eso dormimos tanto, para no ver la realidad, que tanto nos asusta. Rodeados de alimañas que estamos siempre. Nos pegamos unos sustos…

En mi sueño resulta que yo era un monstruo de ésos, como los que vuelan como las águilas y ven de noche. …Un … búho, eso. Yo en el sueño no sabía si era de noche o de día, pero se conoce que me daba lo mismo. Sólo recuerdo que me estaba tomando un aperitivo y que lo estaba disfrutando mucho, como si fuera mi día de fiesta.

Me despierto de nuevo. Ahora sí. Definitivamente. Creo. Recuerdo todo eso, porque he pillado el sueño del búho y el metasueño del lirón justo cuando salían por la puerta de mi consciencia. Que, por cierto, la perdí ayer por la noche. Vaya curda pillé. Como hoy era fiesta. En cinco minutos me levanto, que ya casi es mediodía, y me tomo un aperitivo. Aunque sean las hojas de una acacia. En cinco minutos, lo prometo. Y de un brinco. Como un antílope.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: